Home Nada es imposible para una mente dispuesta
 
Infinite Menus, Copyright 2006, OpenCube Inc. All Rights Reserved.
En las artes marciales, la meditación sobre las acciones pasadas nos conduce a la habilidad y destreza en acciones futuras

La Fatiga

    La fatiga debe interpretarse como la incapacidad del músculo o del organismo en conjunto para mantener la misma intensidad de esfuerzo durante una actividad física. Es un sistema defensivo del organismo para evitar las posibles consecuencias negativas causadas por una práctica desmesurada. Es entonces cuando nuestro organismo impone la necesidad de interrumpir o, por lo menos reducir la magnitud del esfuerzo o la potencia de la actividad que estamos realizando

La fatiga surge al producirse una notable desproporción entre la magnitud de un ejercicio y las posibilidades de realizarlo, y de ahí la importancia de la evaluación de una actividad antes de realizarla. Debemos evaluar factores posibles de cara a evitar la aparición de la fatiga. Para ello es necesario e importante conocer la duración de la actividad a realizar, nuestras condiciones físicas... de cara a dosificar el esfuerzo y hacer que éste sea " in crescendo" y no viceversa, para así lograr progresos. Tipos de fatiga hay muchos y de diversa índole, no obstante nos vamos a centrar en aquellas que nos pueden incumbir directamente, de cara a conocer un poco mejor que nos ocurre cuando nos sentimos fatigados y por que.

 Fatiga de origen Psíquico: Viene dad por una situación de stress intelectual intensa y duradera. Es importante tenerla en cuenta, pues el rendimiento físico es mucho menor cuando la cabeza está en "otro sitio". El mejor remedio es descansar y dormir.

Fatiga originada directamente por la actividad muscular: Se desarrolla a niveles de intensidad excesiva, bien sea por la cantidad, la duración o la velocidad de ejecución. Dependiendo de la duración del esfuerzo y las condiciones físicas de cada uno pueden surgir 4 tipos diferentes de fatiga, se pueden dar por separado o más de una a la vez.

FATIGA LOCAL: Afecta a una zona muscular particular y definida, que corresponde a la zona que participa en la realización de un tipo determinado de ejercicios concretos. Por ejemplo en aquellos ejercicios que se efectúan a una elevada potencia de esfuerzo. El nivel de afectación al organismo de este tipo de fatiga es pequeño o inexistente, por lo que solo afecta a los músculos comprometidos en la actividad

CAUSAS: Son muchas las posibles causas, no obstante nos centraremos en las dos principales, que son:

SUMINISTRO INSUFICIENTE DE OXIGENO: Este caso se da fácilmente en los movimientos musculares basados en las contracciones isométricas intensas, esta situación se produce en unas condiciones de trabajo en que la demanda de oxígeno se ven muy incrementadas. Si al cuerpo no le damos lo que necesita de oxígeno se ve obligado a usar las reservas energéticas musculares debido a las dificultades de suministro desde la sangre

AGOTAMIENTO DE LAS RESERVAS ENERGÉTICAS: El potencial energético de la fibra muscular es limitado y aún mas si tenemos las condiciones de falta de oxígeno que el músculo debe soportar en este tipo de fatiga.

Si la actividad es muy grande solo podremos hacerla por unos 8 a 10 segundos sin que aparezca la fatiga. Si la actividad es inferior podremos hacerla por 10 o 20 minutos (la diferencia es mucha). Naturalmente, siempre influyen las condiciones físicas de cada uno de cara a retardar la aparición de la fatiga.

NIVEL DE ENTRENAMIENTO: Según aumentan nuestras reservas energéticas disminuye la posibilidad la posibilidad de fatiga (dentro de los límites de tiempo antes mencionados)

CARACTERÍSTICAS DE COMPOSICIÓN MUSCULAR: Pues no todos tenemos la misma cantidad de fibras musculares. Existen fibras mas fácilmente fatigables que otras, pero el número de ellas va en función del metabolismo de cada individuo.

SINTOMAS: Disminución de la fuerza de contracción, especialmente clara en lo relativo a la fuerza máxima alcanzable y amplitud de la contracción.

Aumento del tiempo de relajación: Modificación de las capacidades musculares, disminución de la velocidad de estimulación y de ejecución, así como aumento del tiempo de respuesta a los estímulos externos. Aumento del riesgo de lesión, dolores musculares, contracturas y molestias tras el esfuerzo. Naturalmente estos riesgos son siempre mas altos en la gente mal o no entrenada.

FATIGA CRÓNICA (SOBREENTRENAMIENTO): Tras la practica deportiva intensa y continuada durante largos periodos, puede surgir la condición de fatiga crónica, podría decirse que es patológica, esto es, de agravarse y persistir, puede desarrollar una condición patológica auténtica.

SINTOMAS: Son muy variados y de diversa índole, entre ellos se destacan:

Disminución de la fuerza de contracción muscular
Frecuentes accidentes y lesiones musculares y articulares
Aumento de la frecuencia cardíaca de reposo y ejercicio
Aumento de la ventilación de reposo
Disminución de la ventilación máxima voluntaria
Aumento de la ventilación en ejercicios de igual potencia
Alteraciones menstruales y de la capacidad de fecundación
Neurosis y alteraciones del carácter
Insomnio
Pérdida de apetito
Disminución del rendimiento intelectual
Sensación de agotamiento y cansancio
Disminución de la destreza, la habilidad y la coordinación
Aumenta el tiempo de reacción
Disminución del rendimiento.

FATIGA AGUDA: Se desarrolla en períodos de tiempo cortos desde el inicio del esfuerzo o programa de ejercicios

FATIGA GENERAL: Es aquella en la que las manifestaciones alcanzan a todo el organismo. Esta modalidad es propia de aquellos ejercicios físicos en los que participan masas musculares importantes, pero no solo afecta al conjunto de funciones, musculares, sino también al conjunto de funciones orgánicas, puesto que los sistemas funcionales corporales también participan de forma activa e intensa

CAUSAS: La fatiga general se debe, normalmente, a la unión de varias causas con importancia relativamente variable y que actúan a diversos niveles del organismo.

COMPONENTE MUSCULAR: En este tipo de fatiga, la masa muscular solicitada es importante con un progresivo agotamiento de aquellos combustibles que están en condiciones de ser utilizados por las fibras musculares. Dado que se trata de ejercicios predominantemente aeróbicos (los músculos reciben oxigeno mientras trabajan, ya que la intensidad no es excesiva), y las contracciones son alodinámicas (aquellas en que las fuerzas de contracción muscular varía en función de los distintos ángulos del movimiento articular), debe considerarse tanto el agotamiento de las propias reservas glucógeno de las fibras musculares afectadas, como las generales orgánicas tanto de glucógeno, como de lípidos y proteínas.

De todos modos, son raros los ejercicios calificables como intensos en los que el ejercicio sea de carácter aeróbico puro, sin una participación mas o menos importante del metabolismo anaeróbico (los músculos no reciben oxigeno mientras trabajan). Por ello, en algunas zonas concretas especialmente solicitadas, a medida que aumenta la duración del esfuerzo, se produce una acumulación progresiva de ácido láctico, que en estas condiciones de sobrecarga funcional son de metabolización problemática, lo que quiere decir que afectan en mayor o menor grado a la posibilidad de continuar con el esfuerzo

COMPONENTE NEUROLÓGICO: También llamado "FATIGA CENTRAL", acostumbra a tener una gran importancia en aquellos ejercicios de muy larga duración. El consumo de glucosa a nivel de la musculatura activa es exagerado, por lo que las reservas se van agotando. La neurona depende de la glucosa como combustible exclusivo, por lo que ante tales actividades se ve obligada a cesar o a reducir su actividad parcialmente, lo cual limita o reduce el grado de movimiento.

En estas condiciones la precisión del movimiento será menor. Aumenta el consumo energético preciso para la ejecución de los movimientos y disminuye su rentabilidad. Esto nos lleva a la condición de fatiga.

COMPONENTE CARDIOVASCULAR: Es en ocasiones el único responsable de la condición de fatiga. Puede verse incapacitado para continuar su trabajo a niveles muy superiores a los habituales, con lo que no puede asegurarse que continúe su nivel de gasto cardíaco (cantidad de sangre que expulsa el corazón por minuto), por períodos prolongados (el corazón, al igual que otros músculos, también se fatiga). Cuando esto ocurre es incapaz de responder de forma satisfactoria a las necesidades de incremento de flujo sanguíneo y se muestra incapaz de mantener por mas tiempo los niveles mantenidos hasta ese momento. El resultado de esto es la imposibilidad para proseguir con el mismo nivel de esfuerzo, es decir, la fatiga.

COMPONENTE TERMORREGULADOR: Concite en la incapacidad de mitigar el exceso de calor producido durante una actividad física intensa, especialmente si esta se lleva a cabo en un ambiente climático de peores condiciones. Dicho de otro modo, no es lo mismo, por ejemplo entrenar en un gimnasio lleno de gente, donde hace calor y eso no facilita la ventilación natural del cuerpo, que entrenar en un parque, donde el cuerpo puede ventilarse al tiempo que respiramos aire más puro, todo favorece al enfriamiento corporal. El incremento de calor corporal, además de poder ser un causante físico de la detención del esfuerzo (el comúnmente llamado "golpe de calor"), suele actuar de manera más indirecta. ¿Cómo? muy sencillo: El sistema cardiovascular y el respiratorio ven incrementada su carga real de trabajo que el organismo debe soportar. El sistema cardiovascular además, debe llevar también una mayor cantidad de sangre a la circulación de la piel, lo cual hace que aparezca la condición de deshidratación. Es entonces cuando empieza a aparecer la respiración jadeante, lo cual aumenta el trabajo respiratorio y además se introduce un factor subjetivo desagradable, la sensación de falta de aire, que también acaba causando la situación de fatiga.

SINTOMAS: Aunque pueden ser muchos, aquí reflejamos solo aquellos mas característicos

Agotamiento de las reservas corporales.
Aumento de la frecuencia cardíaca de reposo y esfuerzo
Alteraciones del ritmo cardíaco
Sensación de falta de aire
Respiración jadeante
Disminución de la eficiencia energética
Disminución del tiempo de reacción
Disminución del nivel de reserva para la inspiración
Aumento del riesgo del "golpe de calor"
Disminución del esfuerzo o detención


 

 

Dojo Narot , derechos reservados - c\Sant Ramon, 7-9 Badalona (Barcelona) España 08915 - Tel. 93 399 22 04- Inform. legal